Boda en una iglesia abandonada de Sara y Jaime.

Sara y Jaime nos conocieron a través de nuestro perfil en el portal Bodas.net y entre los más de 100 fotógrafos que hay presentes en Valladolid decidieron visitarnos a nosotros. Les gustaba el estilo de nuestras fotos y querían conocernos en persona para ver si podíamos conectar. Poca gente tiene las ideas tan claras como ellos de qué querían y cómo lo querían y vieron que nosotros podíamos encajar en su estilo a la perfección.

Estaban preparando su boda en Cabezón de Pisuerga, un pequeño pueblo cercano a Valladolid en un lugar muy especial que les costó muchísimo conseguir para celebrar la boda; una iglesia desacralizada. El espacio fue una antigua iglesia en la que ya no se puede ofrecer un culto religioso, pero sí que se puede oficiar una ceremonia civil. La iglesia está en plena restauración y reacondicionamiento, con lo que tenía un carácter muy especial. Mención especial tenemos que hacer de la sacristía, un lugar en el que parece que no ha entrado nadie en el último siglo con una luz y un encanto muy especial.

Sara nos comentó que tenía un blog (Mi gran boda gorda) y que lo seguían cientos de novias, con lo que la presión por que nuestro trabajo saliera perfecto iba en aumento. Toda esa presión se desvaneció tras la preboda que realizamos en Urueña. La confianza fue total y simplemente nos dejamos llevar el día de su boda.

El día comenzó con un reencuentro muy feliz para Jesús. El padre de Jaime había sido profesor suyo hacía unos 30 años. Qué alegría ver que se acordaba perfectamente de él y que lo recordaba como un buen niño. Al llegar a la iglesia nos quedamos con la boca abierta. Estaba decorada con muy buen gusto y tenía un ambiente que encajaba perfectamente con la pareja. Fue una ceremonia de las que nos gustan, llena de lágrimas de felicidad con todas las intervenciones de los familiares y amigos.

Aunque teníamos pendiente de realizar la postboda, Sara quería tener un pequeño reportaje hecho el día de su boda, así que paramos de camino al Molino de Torquemada. Paramos en las bodegas Valdelosfrailes, en Cubillas de Santa Marta y pudimos disfrutar de una luz espectacular (sí, al mediodía se puede realizar un reportaje sin problemas aunque la luz sea muy dura).

En el banquete debemos destacar la llegada de un invitado muy especial, una réplica en cartón a tamaño natural de Vin Diesel!!!!! El pobre estuvo de mano en mano toda la noche y fue uno de los protagonistas de la fiesta.

Si te ha gustado esta historia, te recomendamos que veas estos otros reportajes

¿Quieres tener un reportaje de boda como el de Sara y Jaime?

Contadnos un poco cómo va a ser vuestra boda, la fecha, lugar de la ceremonia, del banquete, si es civil o religiosa, si la queréis tematizar, etc. Cualquier detalle importa y si vais a estar muchos meses preparando una fiesta que va a durar un día, nosotros tenemos que estar a la altura.

También podéis llamarnos a estos números de teléfono para concertar una cita:

Mayka: 696 71 83 61

Jesús: 696 66 26 79

Contacta con nosotros

14 + 11 =